Turberas

Los turbales se constituyen en zonas con climas húmedos y baja evaporación que generan condiciones de permanente saturación, por esta razón las especies vegetales se encuentran adaptadas a condiciones extremas de bajo contenido de oxígeno y disponibilidad de nutrientes, con aguas de pH normalmente ácidas a levemente alcalinas (Roig & Roig, 2004).

Vista general de turbera en área de estudio.

Vista general de turbera en área de estudio

Las turberas corresponden a ecosistemas hidromórficos, en que el sustrato está compuesto por el depósito de material denominado turba, con un espesor de a lo menos 30 cm.

El término turba debe ser entendido como un sedimento natural de origen vegetal, poroso no consolidado, constituido por materia orgánica parcialmente descompuesta, acumulado en un ambiente saturado de agua (Hauser, 1996 fide Cruces et al,1999).

Es un suelo orgánico, originado a partir del remanente de plantas acuáticas acumuladas in situ. Se desarrolla en hábitats hidromórficos, debido a la saturación de agua y falta de oxígeno asociada, que retarda la descomposición del material vegetal (Wheeler y Shaw, 1995 fide Cruces et al, 1999).

Para el área de estudio se identificó la presencia del siguiente tipo de turbera:

Turbera de Donatia fascicularisAstelia pumilaTetroncium magellanicum.

Se encuentra desarrollada dentro de la matriz de renoval con pradera anteriormente descrita, con una situación ecotonal por mayor grado de hidromorfismo edáfico de matorral bajo de Lepidothamnus fonkii (ciprés enano), con alturas que alcanzan hasta 25 cm., y cubrimientos de un 80 a un 100%.

La turbera propiamente tal se encuentra formada por diversas especies desarrolladas en cojín con alturas que no superan los 5 cm., y niveles de cubrimiento de un 90 %, siendo de carácter dominante Donatia fascicularis, Astelia pumila y Oreobolus obtusangulus subsp. obtusangulus. Otras especies frecuentes dentro de la matriz pulvinada son Drosera uniflora, Carpha alpina var. schoenoides, Carex microglochin, y musgos como Racomitrium sp., Dicranoloma sp., y Tayloria stenophysata.

Esta formación frecuentemente presenta pequeñas posas de agua estancada y baja profundidad (hasta 30 cm. aproximadamente), las que se encuentran dominadas por Tetroncium magellanicum.

Las turberas dominadas por diversas especies de musgos del género Sphagnum, se encuentran de manera bastante discreta dentro del área estudio, en pequeños núcleos que imposibilitan su expresión cartográfica.